jueves, 18 de agosto de 2016

UN PSICÓLOGO EN LAS OLIMPIADAS

Aprovechando la inmersión olímpica en la que nos encontramos me ha parecido interesante y adecuado presentar en qué consiste esto de la Psicología Deportiva ¿os interesa? Tres, dos, uno... ¡ya!

"Los ganadores se enfocan en los objetivos, no en los obstáculos"

Extraído de: http://www.escenalatina.com/2016/06/cosas-que-debes-saber-de-las-olimpiadas/

¿QUÉ ES LA PSICOLOGÍA DEPORTIVA?

La Psicología del Deporte es una rama de la Psicología que interviene en el estudio de los factores psicológicos que están asociados a la participación y el rendimiento en el deporte, el ejercicio y otros tipos de actividad física. Estudia tanto los procesos psíquicos como la conducta del hombre durante la actividad deportiva, así como los factores psicológicos que motivan la práctica deportiva, la actividad física y los efectos obtenidos por dicha participación.

Es el estudio científico de las personas y su conducta en el contexto del deporte y la actividad física.

 OBJETIVOS

Tanto histórica como culturalmente los psicólogos deportivos han estudiado tanto la manera de maximizar el rendimiento y el desarrollo personal de deportistas,  como las patologías que se desarrollan a causa del deporte.

La psicología deportiva tiene básicamente los siguientes objetivos:

   -Conocer y optimizar las condiciones internas del deportista para lograr la expresión del potencial físico, técnico y táctico adquirido en el proceso de preparación.
   -Ayudar al deportista a controlar el estrés que produce una desorganización emocional y conductual que puede afectar al rendimiento.
   -Intentar pasar de la expectativa de éxito (cuando el deportista siente que su habilidad está directamente asociada a la victoria deportiva) a la expectativa de eficacia (para que las acciones y los movimientos técnicos ocupen su atención y sentimientos).

Extraído de: https://yolandacuevas.es/psicologia-del-deporte/
   
La psicología del deporte queda centrada entonces en dos aspectos:

  -Los factores psicológicos que influyen en la participación y rendimiento deportivo: se examina el papel de aquellos factores psicológicos que inciden en la iniciación y el mantenimiento de la práctica deportiva y en el rendimiento.

                                -Motivación
                                -Estilo comunicativo del entrenador
                                -Expectativas de los padres
                                -Autoconfianza
                                -Autocontrol emocional

   -Los factores psicológicos derivados de la práctica deportiva o de la actividad física: se analiza los efectos psicológicos, ya sean positivos o negativos, que derivan de la práctica del deporte, ya sea recreativo o de alto rendimiento.

                                -Reducción de la ansiedad
                                -Mejora de la autoestima
                                -Mejora de la autoconfianza
                                -Trastornos alimentarios
                                -Burnout

LA FIGURA DEL PSICÓLOGO DEPORTIVO

El funcionamiento psicológico de los deportistas es igual de importante que el funcionamiento físico, el técnico y el estratégico. Hay que tener en cuenta que el funcionamiento psicológico  puede influir de manera positiva o negativa en su funcionamiento, por lo que es importante controlar el aspecto mental en la dirección correcta. Por tanto, es necesario que la preparación psicológica se integre en el conjunto de la preparación global del atleta, como un elemento más, que va a interactuar correctamente con las parcelas física, técnica y táctica.

El psicólogo deportivo entonces:

-Se ocupa de la asistencia a deportistas, atletas y equipos, como también del asesoramiento a entrenadores y profesores de educación física.

-Asesora y asiste enfocado en optimizar los recursos personales del deportista y contribuye en el progreso de la calidad del manejo táctico y de la comunicación.

-Realiza perfiles psicodeportológicos para identificar las variables mentales a potenciar.

-Instrumenta técnicas para el entrenamiento de las habilidades mentales: concentración, manejo del estrés, control de la ansiedad, miedos, confianza…

-Su ámbito de trabajo no se limita a su consulta, sino que se extiende al campo mismo de la actividad física: gimnasio, cancha, club…

-No podemos olvidar que el secreto profesional rige del mismo modo que en la práctica clínica. Salvo que con el consentimiento del deportista se intercambie información con el cuerpo técnico con el fin de optimizar las mutuas intervenciones.

Podría suceder que algún deportista presentara problemas que excedieran al ámbito deportivo. En estos casos el psicólogo deportivo puede intervenir si tiene los conocimientos y herramientas necesarias y el contexto se lo permite; en caso contrario lo derivaría a otro profesional.

Los deportistas se pueden beneficiar del trabajo del psicólogo deportivo, y cada especialidad deportiva va a requerir unas habilidades psicológicas específicas que van a permitir que el deportista pueda competir de manera más eficaz. Si tomamos el ejemplo de de un maratoniano, el hecho que sea capaz de controlar sus pensamientos y sensaciones de fatiga le va a permitir continuar rindiendo a un nivel óptimo en momentos críticos de la carrera. Por otro lado, un futbolista con un buen control de su atención posiblemente tomará mejores decisiones y finalice las jugadas de una manera más productiva.

Si bien gran parte de los participantes del entorno deportivo (deportistas, entrenadores, árbitros…) consideran de gran importancia el aspecto psicológico, es escaso el tiempo y la dedicación a entrenar las habilidades mentales que tienden a mejorar el desempeño deportivo. Tanto el cuerpo como la mente desarrollan una interacción, por lo que entendemos que cuerpo y mente son uno solo, son un binomio sabiamente relacionado.

La Psicología del Deporte nos brinda la posibilidad de entrenar y potenciar nuestras habilidades mentales ocupándose, entre otras, de la concentración, atención, motivación, autoconfianza, comunicación. Hablaremos sobre ellas de manera más concreta más adelante.

 PSICOLOGIA DEL DEPORTE: ESPECIALIDADES

Extraído de: https://psicologiaymente.net/deporte/psicologia-deportiva

Áreas de Especialización

La Psicología del Deporte no funciona como una píldora mágica. La mera inclusión del psicólogo en el medio deportivo no modificará actitudes ni mejorará aptitudes, sino que de la misma manera que se entrenan las habilidades físicas y requieren práctica para lograr un nivel óptimo, las habilidades psicológicas también deben entrenarse del mismo modo.

Es por todo ello que sería oportuno ir incorporando la Psicología deportiva para que vaya desempeñando su rol de distintas formas a través de:

- Investigación: se estudian formas de mejorar el rendimiento en los distintos deportes, la influencia de distintas presiones dentro del contexto deportivo, las consecuencias del estrés sobre el rendimiento y la ejecución.
- Formación: se da difusión de los avances de la disciplina, a través de cursos, jornadas, especializaciones…
- Asesoramiento: con el fin de lograr un aumento en el rendimiento deportivo y entrenamiento.
Campos de Acción
Por un lado hay que tener en cuenta que la psicología del deporte no se limita únicamente al estudio del deporte competitivo, sino que se interesa también por la práctica de la actividad física del deporte en general (como diversión, aventura o mantenimiento de la condición física en el tiempo de ocio de amplias capas de población).

Por otro lado, tampoco debe reducirse su campo de acción al estudio del deportista, ya que abarca también el estudio de las diferentes interacciones que se dan en las situaciones deportivas (deportistas, entrenadores, árbitros, espectadores, directivos, periodistas…)

Teniendo en cuenta estos dos aspectos la Psicología Deportiva desarrolla sus funciones en tres grandes campos de acción:

- Deporte de Rendimiento:

Su objetivo principal es conseguir resultados óptimos en la competición deportiva.

Queda enmarcado en una institución, organización o entidad, regulándose por una normativa de carácter institucional.

Este tipo de deporte implica una práctica relativamente continuada, planificada y realizada habitualmente dentro de unos márgenes de edad (en función de la modalidad deportiva practicada).

El trabajo del psicólogo deportivo en este caso consiste básicamente en entrenar habilidades psicológicas necesarias para que el deportista (ya sea individual y/o colectivamente) pueda enfrentarse con mayores recursos a la situación de competición deportiva y la mejora del rendimiento. Sus funciones específicas serían:

- Evaluación, entrenamiento y control de habilidades psicológicas específicas de las distintas modalidades deportivas.
- Asesoramiento a técnicos, entrenamiento y control sobre planificación de objetivos, dirección de grupos, estrategias de comunicación, distribución de tareas…
- Asesoramiento directo a los deportistas sobre las relaciones con los medios de comunicación, finalización de la actividad, lesiones…
- Investigación, básicamente sobre técnicas de evaluación, control y entrenamiento, así como sobre programación y periodización del entrenamiento psicológico.
- Deporte de Base e Iniciación:
Este deporte se refiere a la fase de inicio de la actividad físico-deportiva, especialmente en edades temprana, ya que se ha convertido en una área de desarrollo psicosocial básica para muchos niños y adolescentes. El deporte contemplado desde esta perspectiva debe entenderse como una actividad lúdica y de desarrollo personal. Aspectos prioritarios en esta etapa evolutiva (niñez y adolescencia) son el aprendizaje, la motivación, la interacción social y el disfrute con la actividad.
Objetivo fundamental: atender a la formación, aprendizaje y desarrollo de los practicantes.

Sus funciones específicas serían:

- La orientación y asesoramiento especializado a los técnicos y responsables que intervienen en el deporte de base e iniciación.
- Establecer un clima adecuado en torno a los familiares, que ayude a favorecer la actividad físico-deportiva.
- Atender a los responsables y al personal de las administraciones e instituciones con competencias en la planificación y desarrollo de la actividad física y deportiva.
- Investigación y evaluación para su posterior aplicación en la población normal y/o especial.
- Formación directa a técnicos, monitores y entrenadores.
- Intervención directa con los deportistas en sus etapas de aprendizaje e iniciación de la actividad, como podría ser el entrenamiento en habilidades psicológicas básicas.
- Deporte de Ocio, Salud y Tiempo libre:
Hay un gran reconocimiento de los efectos beneficiosos que produce la actividad física regular. Los beneficios psicológicos no son sólo evidentes para la población normal, sino también para el tratamiento de los trastornos psicológicos más diversos (depresión, ansiedad, estrés, abuso de alcohol y/o sustancias…).

Del mismo modo la práctica habitual de ejercicio físico puede resultar de utilidad en la prevención de los trastornos psicológicos.

En este caso, el psicólogo deportivo centra su intervención en tareas destinadas a:

- Conocer los efectos psicológicos que puede comportar la realización de actividades físico-deportivas.
- Conocer los factores psicológicos implicados en la realización de actividades físico-deportivas.
Desde esta perspectiva, se especifican las intervenciones dependiendo del tipo de población a quién va dirigida:
- Población común sedentaria
- Población común con hábitos de salud y ocio adecuados.
- Población infantil y juvenil de iniciación.
- Población con necesidades especiales: minusvalías, dependencias…
- Población en tiempo de ocio: turistas, ocio urbano y/o rural…
- Población con trastornos psicológicos.
- Población con alta incidencia de conductas de riesgo.
Áreas de Aplicación
Los psicólogos deportivos se interesan especialmente en dos objetivos:

- Ayudar a los deportistas a utilizar principios psicológicos para mejorar su rendimiento.
- Comprender cómo la participación en el deporte afecta al desarrollo psicológico del individuo, su salud y bienestar a lo largo de su ciclo vital.
La psicología deportiva se encarga de estudiar, por tanto, los aspectos psicológicos durante la actividad física, ya quede orientada al rendimiento o no. Atendiendo estas premisas distinguiremos las siguientes aplicaciones:
- Aplicaciones en deportistas: La preparación psicológica incluye la aplicación rigurosa de estrategias apropiadas para conseguir alcanzar un determinado estado mental y realizar una conducta o conjunto de conductas que resulten relevantes para su rendimiento. Supone trabajar variables psicológicas tales como la motivación, la auto-confianza, la atención…

- Aplicaciones en entrenadores y en padres de deportistas: El psicólogo asesorará al entrenador sobre qué pautas debe seguir para conseguir la motivación del deportista en cada momento de la temporada. También podrá ayudar al entrenador con su estilo de comunicación.

En cuanto a los padres, el psicólogo deberá ayudar a que mantengan buenas expectativas.

- Aplicaciones en directivos y aficionados: En este caso el psicólogo puede ayudarles en cuanto al mantenimiento de expectativas, políticas de respeto y cooperación para llevar de aun modo adecuado el ámbito deportivo.
- Aplicaciones en árbitros y jueces: El psicólogo puede ayudarles en cuanto a su motivación, enseñar a soportar las presiones y tensiones, entreno en la toma de decisiones adecuadas en momentos de tensión o conflicto, enseñar habilidades sociales (saber dialogar y tratar a deportistas, entrenadores y otros actores que puedan interactuar con ellos).
- Aplicaciones a la población en general: en este caso el psicólogo puede ayudar con políticas de concienciación de la importancia del deporte en la salud, así como en sus aspectos socio-educativos, intentando llegar a todos los sectores, haciéndoles ver los beneficios del deporte y motivándolos para su práctica.
RECURSOS UTILIZADOS: HABILIDADES A ENTRENAR Y POTENCIAR
Algunas de las herramientas básicas a instalar en el deportista son:

- Autoconocimiento: es importante que el deportista se conozca al detalle para saber cómo reaccionar ante determinadas situaciones o emociones que lo asalten. Debe poseer básicamente conocimiento de sus respuestas, de la influencia del entorno sobre sí mismo, cómo responde su cuerpo… para así poder utilizar adecuadamente alguna herramienta de auto control.
- Relajación: ayuda a eliminar tensiones locales, facilita la recuperación cuando se dispone de poco tiempo de descanso, ayuda a evitar el exceso de tensión muscular, ayuda al inicio del sueño y reduce el insomnio (cosa frecuente en momentos pre-competición y post-competición).
- Visualización: técnica que programa la mente para una tarea. Involucra todos los sentidos. Requiere práctica sistemática para ser efectiva. Se trabaja así sobre aptitudes mentales básicas como la motivación, autoconfianza, autoestima, autopercepción… variables que se conectan directamente con el establecimiento de metas, la autodisciplina en el entrenamiento, la actitud y el pensamiento positivo, establecimiento de estrategias generales…
- Concentración: habilidad esencial para alcanzar el máximo nivel para el que cada uno está capacitado. Su elemento principal es la capacidad de focalizar la atención sobre la tarea que se está desarrollando sin distraerse con estímulos internos y/o externos.
- Atención: íntimamente relacionada con la concentración, las distintas demandas deportivas requieren diferentes demandas atencionales, pudiendo ser éstas estrechas, amplias, internas o externas, según la situación lo requiera.
Motivación: eje fundamental de la vida en general y del deporte y el deportista en particular. La motivación es el proceso que permite al deportista participar de su deporte debidamente orientado hacia objetivos y metas determinados y delimitados.
- Autoconfianza: es la creencias o el grado de certeza que los individuos poseen acerca de su habilidad para tener éxito en el deporte. Es la creencia que se puede realizar satisfactoriamente una conducta deseada, motivo por el cual es de suma importancia trabajar esta variable.
- Comunicación: otra de las aptitudes más importantes tanto de la vida como del ámbito deportivo. Esencial  trabajar con los deportistas, para optimizar el trabajo del entrenador y demás miembros del cuerpo técnico.
LOS 10 BENEFICIOS
A modo de resumen y conclusión vamos a enumerar diez beneficios que vamos a obtener en nuestro rendimiento si contamos con un buen psicólogo deportivo:

1. Nivel óptimo de funcionamiento: ayuda a conseguir el estado ideal para alcanzar el máximo nivel de cada uno.

2. Refuerzo: reforzar en momentos oportunos es fundamental para mejorar la autoestima y es uno de los principios básicos del aprendizaje de habilidades psicológicas, técnicas o tácticas.

3. Autoinstrucciones: sirven para adquirir destrezas nuevas, aumentar la motivación, eliminar hábitos negativos, ayudar al paso a la acción, mantener el esfuerzo en situaciones extremas, mantener el foco atencional durante un tiempo prolongado…

4. Control del estrés: ayudar a que el estilo de vida del deportista sea lo menos estresante posible, facilitar que pueda compatibilizar todas sus obligaciones cotidianas, influir en sus expectativas de rendimiento, centrar su atención en objetivos alcanzables…

5. Atención: las técnicas atencionales son muy útiles para el buen rendimiento durante la práctica deportiva. Controlando la atención se mejora el control emocional, la concentración, el aprendizaje de habilidades, la capacidad de soportar los momentos difíciles de la competición…

6. Conseguir objetivos: una planificación adecuada y el establecimiento de objetivos realistas pueden reforzar el nivel de autoconfianza de los deportistas, mantener alta su motivación y evitar problemas de autoestima.

7. Apoyo en las recuperaciones: al apoyo psicológico en estos casos puede ser de gran utilidad para aceptar una lesión y superar los malos momentos. Se aportan herramientas para volver de manera gradual al entrenamiento y mantener la motivación durante la rehabilitación.

8. Gestión emocional: hay que tener en cuenta que el estado emocional del deportista determina de forma directa su rendimiento en la competición. Además, añadir que existen emociones facilitadoras de rendimiento, así que generarlas va a ser clave para el buen funcionamiento deportivo de la persona. Además puede ayudar a usar las emociones "negativas" (como la ira, el miedo, la decepción) en propio beneficio.

9. Cohesión grupal: el psicólogo en estos casos puede ayudar a que el equipo trabaje como un todo. Un equipo unido es mucho más eficaz y poderoso que un equipo con problemas internos.

10. Control de la Imaginación: entre muchas otras cosas es útil sobretodo para reducir la ansiedad o la adquisición de nuevas habilidades.

Obtenido de: http://www.deportesalud.com/deporte-salud-el-deporte-y-sus-beneficios-en-la-salud-fisica-y-mental-y-psicologica.html

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
http://www.psicologosdeldeporte.com/articulos.html
https://psicologiaymente.net/deporte/psicologo-deportivo#!
http://html.rincondelvago.com/psicologia-en-el-deporte.html
http://www.ecured.cu/Psicolog%C3%ADa_del_deporte
Extraído de: http://www.memedeportes.com/otros/ahora-si-que-estas-jodido-correcaminos

Bueno, espero que haya sido de vuestro interés. Y recordad que vuestros comentarios y preguntas siempre serán bienvenidos. Un saludo y... ¡hasta el próximo artículo!

Mayte Moreno
www.mentalis-psicologia.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario